Trango dople
...¡y china chana!
La  Ronda
de  Boltaña
País de anochecida
Volver
Atrás
(Paso doble
...¡y poco a poco!)
Cada canción que cantemos, cada libro que sepamos escribir en ella, un paso -ímejor si puede
ser doble!- hacia el día que va llegando, hacia la lejana claridad que anuncian las voces de esos niños que, como pajaricos al alba, cantarán sus lecciones en aragonés.
Cada palabra
que perdemos u olvidamos
es una estrella que se nos muere en silencio
en el ya tan oscuro cielo de ese país de anochecida que es nuestra lengua moribunda.